¿Es seguro volar durante el embarazo para las mujeres?

Como parte de su rutina diaria o trabajo, es posible que tenga la necesidad de viajar y, por lo tanto, surge la pregunta "¿Puede volar durante el embarazo". Hay varias condiciones subyacentes a la respuesta a esta pregunta. En primer lugar, si tiene un embarazo saludable, es seguro que vuele en su primer y segundo trimestre. Solo necesita un chequeo del médico sobre los problemas médicos como manchado, diabetes, un parto prematuro anterior o presión arterial alta que pueden interferir con la facilidad para volar durante el embarazo.

¿Pueden las mujeres embarazadas volar?

El período más seguro para que las mujeres embarazadas vuelen es generalmente durante su segundo trimestre, es decir, de las semanas 14 a la 27. Durante este tiempo, las náuseas matutinas son casi insignificantes y los niveles de energía son más altos. Es seguro que vuele durante el embarazo, pero a veces algunas aerolíneas no están dispuestas a transportar o permitir a las mujeres que tienen más de 28 semanas de embarazo porque siempre existe el riesgo de parto prematuro. Al reservar boletos, no se le pregunta si está embarazada, pero en la puerta los funcionarios podrían detenerla y no le permitirán viajar desde que está embarazada.

Por lo tanto, es seguro que las mujeres vuelen durante el embarazo, pero se deben tomar precauciones importantes para evitar cualquier problema durante el vuelo, ya que si ocurre algo grave mientras está a bordo puede causar complicaciones graves para usted y su bebé.

Riesgos al volar:

  • Volar durante el embarazo puede aumentar el riesgo de trombosis, es decir, coágulos de sangre y venas varicosas.
  • La exposición a la radiación atmosférica natural durante el vuelo puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo y también ciertas anormalidades en el bebé.
  • Viajar puede estresar a una mujer y causar complicaciones en su embarazo.
  • Hay riesgos de desarrollar infecciones mientras viajas al extranjero
  • Volar a gran altura puede provocar náuseas matutinas y otras cosas como mareos o molestias.
  • Si no se siente cómodo en los asientos, esto puede dificultar su postura y provocar dolores
  • Viajar en un espacio cerrado puede causar asfixia y, a veces, también puede provocar mareos.

¿Qué tan tarde en el embarazo puede volar?

Si bien volar es más seguro al comienzo del embarazo, es decir, el primer y el segundo trimestre, en las aerolíneas máximas permiten a las mujeres viajar hasta 36 semanas de su embarazo, algunas también pueden limitarlo hasta 28 semanas, ya que después de esto, las posibilidades de partos prematuros siempre son una posibilidad y Hay ciertos riesgos para la salud. Pero como medida de precaución, debe consultar con su compañía aérea individual para conocer las regulaciones o restricciones específicas con respecto a los viajes aéreos durante el embarazo.

Consejos para elegir un vuelo durante el embarazo:

Volar durante el embarazo es muy arriesgado y, por lo tanto, debe asegurarse de tener en cuenta los siguientes consejos al elegir las aerolíneas para su viaje

  • Reserve un asiento en el pasillo para que pueda relajarse mientras se estira y camina
  • Siempre debe usar el cinturón de seguridad y debe estar atado a la altura de las caderas o debajo del abdomen.
  • Si es propenso a las náuseas, pida medicamentos para evitarlos durante el vuelo con la ayuda de su médico.
  • Evite consumir bebidas gaseosas y alimentos que puedan producir gases y eructos para evitar cualquier tipo de molestia.
  • Asegúrese de que las aerolíneas permitan que las mujeres embarazadas viajen según el trimestre en el que se encuentre

Consejos para viajar:

Cuando vuelas debes ocuparte de lo siguiente:

  • Consulte la política de la aerolínea sobre los viajes aéreos durante el embarazo.
  • Durante el vuelo, abróchese el cinturón debajo del abdomen para evitar cualquier tipo de sacudidas e incomodidades.
  • Realice caminatas ocasionales por el pasillo de arriba abajo para revivir. Si necesita permanecer sentado, extienda los tobillos y los brazos a menudo para relajar el cuerpo.
  • Use ropa holgada y reconfortante para asegurar suficiente circulación.
  • Los niveles bajos de humedad en la cabina pueden provocar deshidratación, por lo tanto, asegúrese de tomar mucha agua y líquidos para evitar la deshidratación durante el viaje.
  • Antes de abordar, evite consumir bebidas gaseosas y alimentos que producen gas, que más tarde pueden causar molestias durante el viaje.
  • Planifique de antemano, si es necesario, ¿cómo obtendrá atención obstétrica durante su viaje?
  • Lleve algunos libros con usted para pasar el tiempo y distraerse de la sensación de náuseas o mareos.
  • Tenga a mano algunos chicles para usarlos cuando sienta náuseas o mareos para ayudar a prevenirlos.

Volar durante el embarazo puede ser algo arriesgado, pero si se toman las precauciones adecuadas con la consulta del médico y también se toman los medicamentos necesarios y los primeros auxilios con usted. Evite viajar de primera mano durante el embarazo, ya que conlleva varios riesgos, pero incluso si es necesario, tome las precauciones necesarias y haga los arreglos necesarios para evitar cualquier molestia o problema durante el vuelo.

Antes de viajar, asegúrese de estar lo suficientemente saludable, hágase todas las pruebas y mantenga la recomendación de su médico para que pueda viajar durante el embarazo. También planifique su viaje de acuerdo a su conveniencia para que si algo sucede en el destino pueda obtener ayuda médica inmediata y evitar problemas adicionales durante su embarazo.

Volar puede representar algunas amenazas para su bebé y para usted, pero se pueden evitar fácilmente. En caso de complicaciones, debe evitarse volar por completo. Debe cuidar el hecho de que lleva otra vida dentro de usted. Por lo tanto, es su responsabilidad cuidar la salud del bebé y de usted mismo. Perder a un bebé debido a un error tonto o algún tipo de negligencia puede ser realmente desalentador e incluso devastador. Por lo tanto, tenga cuidado de seguir todas las precauciones y también tome los valiosos consejos de un profesional médico experto.